Tratamiento de velo de colágeno

¿En qué consiste?

Al hablar de velo de colágeno hacemos referencia a un tratamiento facial capaz de aportar a la piel nutrición, hidratación y firmeza. Esto se consigue mediante la aplicación ciertas máscarillas ricas en colágeno y otros principios activos.
Evidentemente no todos los velos de colágeno son iguales. En Nina Merli ponemos a vuestra disposición un velo de fibras puras de colágeno, proteínas de seda y ácido hialurónico.

Nuestro tratamiento facial de velo de colágeno poseé un enorme poder hidratante capaz de nutrir en profundidad la epidermis, fortalecer la piel aumentando su elasticidad y contrarrestar la formación de arrugas. También es muy eficaz suavizando las irritaciones producidas por las agresiones externas y la radiación UV.
Su elevado nivel de adhesión permite fijar y mantener los resultados durante más tiempo, proporcionando un efecto tensor y rehidratante. Aumenta la flexibilidad de la piel, disminuye la profundidad de las arrugas y deja un aterciopelado tacto sedoso en el rostro.

La mascarilla de velo de colágeno forma una segunda piel que restaura el equilibrio y la elasticidad de la dermis. Contiene tres ingredientes idóneos para de activar el proceso de regeneración:

Colágeno puro, una importante proporción de este constituyente natural de la dermis. Encargado de conferir firmeza a la piel y asegurar su flexibilidad y elasticidad.
Proteínas de seda, formadas por sericina y fibroina, dos proteínas que hidratan la piel nutriéndola hasta las capas más profundas. Aportan al cutis las características de la seda: suavidad, elasticidad y tersura.
Ácido hialurónico destaca por su capacidad para crear y mantener depósitos de agua en la dermis. Favorece aún más la hidratación de la piel, mejorando su nutrición y elasticidad.

 

Nuestro tratamiento de velo de colágeno tiene una duración aproximada de unos 50 minutos. Aunque para absorber las propiedades de sus componentes al máximo, es recomendable realizar una limpieza facial en la misma sesión. Realizar ambos tratamientos conjuntos posee una duración total de una hora y media.
Con la limpieza no sólo conseguimos eliminar las impurezas de la piel, las células muertas y los puntos negros o comedones, además activamos el proceso de renovación celular, teniendo así nuestra piel mucho más receptiva a los principios activos del tratamiento.

Los efectos hidratantes del velo de colágeno pueden percibirse en una única sesión. Aún así, para nutrir la piel en profundidad y conseguir unos resultados más intensos y persistentes, es recomendable realizar el tratamiento completando un protocolo de cuatro sesiones. Únicamente combinaríamos con una limpieza facial la primera sesión.

Necesitamos su consentimiento para cargar las traducciones

Utilizamos un servicio de terceros para traducir el contenido del sitio web que puede recopilar datos sobre su actividad. Por favor, revise los detalles y acepte el servicio para ver las traducciones.